De las 4P a las 4C: el nuevo mix del marketing tradicional

Última actualización: 27/03/2020

Descubrí los cuatro pilares del marketing mix que te ayudarán a aumentar tus ventas.

El marketing mix es un conjunto de técnicas de ventas conformado por cuatro factores, conocidos como las 4P: producto, precio, punto de venta y promoción. De esto, ya hablamos en otro post del blog y te invitamos a leerlo para entender lo que sigue 🙂

Su análisis puede considerarse clásico debido a que se originó en los años 60, cuando no existían Internet ni todas las nuevas metodologías y posibilidades que brindan. 

Hoy en día, se crearon dos nuevas variantes de esta técnica: las 8P del marketing (producto, precio, punto de venta, promoción, personas, procesos, psicología y productividad) y las

4C, la técnica de marketing mix que te vamos a presentar ahora.

¿Cuáles son las 4C?

Esta teoría surgió en los años noventa, de la mano de Robert Lauterborn y de Koichi Shimizu.

Cliente: debe ser el centro de toda tu estrategia de marketing. Tomando distancia de las técnicas del 4P, donde la comunicación era unidireccional, ahora el cliente tiene todo tipo de información disponible. Además, conocer a tu cliente te ayudará a enfocar tu producto o servicio a su necesidad real.

Costo: se refiere al gasto que implica que consigas un cliente y lo fidelices con tu marca, más que al de elaboración del producto. 

Comunicación: la forma de comunicar que establecés con tus clientes y los canales que elegís para alcanzarlos.

Conveniencia: es un nuevo modelo de consumo que busca ofrecerle a tu cliente la mejor experiencia de venta, desde hacer más sencillo el proceso de venta, hasta brindarle un servicio postventa y fidelización exclusiva y estar en el lugar y el momento adecuados.

¿Te gusta el sistema de las 4C? ¿Qué técnica de marketing vas a aplicar en tu negocio? #RealTips

2 Comentarios

  • roberto
    10/12/2019

    Cliente, costo y comunicación.. se pueden planificar..pero la Conveniencia no. Dependemos mucho de otros factores y jugadores para que la conveniencia se pueda aplicar. Es mas un «deseo» que una regla de marketing.

Dejá tu comentario